Archivos Mensuales: noviembre 2015

La última moda. Acupuntura con abejas

Abeja_macro

En pleno s.XXI la apitoxina sigue siendo uno de los grandes aliados en la lucha contra las enfermedades relacionadas con la inflamación y el sistema inmunológico.

Pero desde hace un tiempo se han empezado a utilizar abejas para realizar acupuntura. Se ha descubierto que el veneno de estos insectos cura la ciática y el lumbago.

La apitoxina, como se denomina el veneno de abeja, es considerada un antiinflamatorio muy potente, pero no sólo eso, además mejora la fluidez de la sangre. En zonas donde hay mucha tensión, la sangre fluida entra mucho mejor, aporta oxígeno y nutrientes y se lleva los elementos de desecho.

Entre los problemas que más se tratan en su consulta destacan la artritis, los dolores de espalda, hernias discales y esclerosis múltiple. Pero antes de probar el picotazo de la abeja, es imprescindible hacerse una prueba de alergia.

Fuente: El Mundo